Ventajas de constituir una sociedad offshore en Mónaco

Ventajas de constituir una sociedad offshore en Mónaco

Aunque las leyes referentes a los negocios no hacen a Mónaco un enclave muy popular a la hora de constituir una sociedad offshore, los inversores que deseen establecer una empresa allí pueden encontrar una buena oportunidad para ciertos tipos de negocio.

Una Sociedad Anónima Monegasca (SAM) permite desarrollar tanto negocios offshore como onshore. Le recordamos, que los negocios que pueda llevar su empresa fuera del Principado están sujetos a impuestos. Por lo que, esta forma jurídica es una buena solución para aquellos empresarios que estén buscando gestionar su empresa y residir en Mónaco debido a:

  1. Si una SAM realiza más del 75% de sus compras dentro de Mónaco estará exenta de impuestos.
  2. No existe declaración de la renta de las personas físicas en Mónaco por lo que es un buen lugar para residir.

Incluso si una sociedad en Mónaco no estuviese exenta de impuestos porque no cumple con la característica nombrada en el punto número uno, puede mitigar esta obligación. Es decir, puede repartir los beneficios como si fuera el salario de sus trabajadores o los honorarios por la gestión de la empresa.

Mónaco, a diferencia de Suiza, forma parte de la Unión Aduanera de la Unión Europea, por lo que las SAM podrán acceder a los beneficios de la Comunidad sin estar en la UE.

Se trata de una jurisdicción muy estable y con una serie de leyes que ofrecen seguridad a los inversores. El Gobierno de Mónaco se ha comprometido a ser más transparente en asuntos financieros con la OCDE. Prueba de esto, ha sido que en 2009, Mónaco fue colocado en la lista blanca después de firmar varios acuerdos de intercambio de información fiscal con otros países.

Beneficios fiscales

Aquellos que constituyan una sociedad offshore en Mónaco disfrutarán de beneficios fiscales. En ocasiones, las empresas de nueva constitución pueden beneficiarse de unas bonificaciones fiscales los primeros cinco años de actividad:

  1. 0% de impuestos los primeros dos años.
  2. 8,33% a pagar el tercer año.
  3. 16,67% a pagar el cuarto año.
  4. 25% a pagar a partir del quinto año en adelante.

Este tipo de bonificaciones solo se aplican si, como máximo, el 50% del capital social de la empresa pertenece a personas jurídicas.

About Author

Related posts

Give a Reply